viernes, 13 de agosto de 2010

HUMANIDAD Y ESTÉTICA



1.Logo de "Diva", R.C.


Siempre he tenido una inclinación determinada por ese grupo de gente, integrado por la mayoría de los ciudadanos, que hace cosas sin que nadie las recoja en ningún lugar, porque no pertenecen -esas cosas- a los asuntos punteros en según qué parcelas de la historia local. Y sin embargo los aspectos que mueven, las empresas que laboran, los balances conseguidos y las empatías que prodigan suponen una trayectoria vital que podría parangonarse con el mejor curriculum.
En Cieza, mi amiga Isa Quijada es una de esas personas. Inauguró hace unos días el nuevo local donde se sitúa su peluquería que sigue manteniendo el mismo nombre, Diva, que se encontró cuando empezó como aprendiz -en la adolescencia de sus quince años- a trabajar en aquel lugar que en 1992 adquiriría como profesional. Ahora ha conseguido un espacio nuevo, más amplio y a ras de acera, dejando atrás las escaleras que obstaculizaban el acceso a las clientes más mayores. De que es una mujer que pisa fuerte, no hay duda, lo adquirido se debe a su gestión como trabajadora nata, poniendo guapos a quienes ponen el pelo en sus manos; pero no pisa fuerte solo en cuestiones de mejora de sede, su huella, la que la diferencia y distingue junto a su buen hacer como peluquera aportándole esa personalidad especial es su acercamiento a la gente, su oído atento para la escucha, su disposición a colaborar con quien lo necesita con tiempo y con moneda, y su gran compromiso con el cuidado del Medio Ambiente. Cuando aún no estaban los contenedores de papel en las calles, animaba a sus clientes y conocidos a reciclar este material ofreciendo su establecimiento como sitio donde se podía dejar, ocupándose posteriormente ella de su destino ecológico. Junto a esto podría citar colaboraciones en causas para la mejora de la vida en el Tercer Mundo, haciendo del espacio donde trabaja -el de ayer y el de hoy- un centro característico donde la humanidad y la estética forman un maridaje enérgico y bien avenido.
A veces, Isa regala a sus amigos palabras escritas que le han regalado a ella o que ha encontrado entre sus lecturas , como por ejemplo este poema de Mario Benedetti:


NO TE RINDAS
No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

No hay comentarios: