jueves, 16 de septiembre de 2010

HISTORIA, NATURALEZA Y POESÍA (I)

La pasada semana ha sido intensa, toda ella ha estado ocupada por el curso Arqueología Medieval: la conquista de Al-Andalus en el siglo XIII , que a través de la Universidad Internacional del Mar se ha celebrado en Cieza, y en medio, una situación de desgarro: el martes, día 7, un incendio estremecedor empezaba en Sierra del Molino de Calasparra arrasando en su extensión casi 1.000 hectáreas de gran valor ecológico de pinar y matorral, llegando a alcanzar otras sierras como la de Los Losares, la Albalda y La Palera, abarcando así parte de Calasparra y Cieza. Y una noche hermosa la del día 8 en Murcia , tiempo para la palabra (la música callada…) en Trasnochando, cita coordinada por Soren Peñalver que reunió a poetas y amantes de la poesía en el Jardín del Museo de la Ciudad. Estos acontecimientos se merecen tres apartados (historia, naturaleza y poesía):

I. HISTORIA.
Arqueología Medieval: la conquista de Al-Andalus en el siglo XIII

Conocer la Edad Media de la Región de Murcia es cuando menos algo atractivo y sugerente por su pluralidad, por ser tierra de fronteras donde se jugaban las lindes que delimitaban los reinos de Al-Andalus , de Castilla y de Aragón. Asuntos que han ido dejando un poso cultural que configura y enriquece el carácter de los murcianos aportándole una rica variedad dentro de la misma geografía, ocurriendo lo mismo con sus urbanizaciones.
En las actividades arqueológicas de visitas a yacimientos hispanomusulmanes, hemos tenido la suerte de “ver y tocar” los restos de estos emblemáticos lugares de nuestra Edad Media todos los integrantes del curso: los directores de éste, Joaquín Salmerón Juan (Dr. del Museo Siyâsa) y Jorge Alejandro Eiroa Rodríguez (Prof. de la Universidad de Murcia) y, los directores de centros y profesores de distintas universidades (Barcelona, Granada, Valencia, Alicante, Córdoba y Murcia) que forman parte del programa y los alumnos, procedentes de distintos pueblos de dentro y fuera de la región.



- Visitamos Yecla el día 7. Camino del Cerro del Castillo donde se halla el despoblado musulmán de Yakka, el director del Museo Arqueológico de Yecla, Liborio Ruiz Molina, tuvo la amabilidad de comentar acerca de los edificios históricos que encontrábamos al paso, abundando éstos en la Plaza Mayor , renacentista y barroca. Destacaba en nuestro camino la Iglesia Vieja, de factura renacentista, posee una hermosa y original torre, con un friso de cabezas; está inhabilitada desde 1936, demandando una buena restauración-conservación y aportando un bello perfil a la ciudad. El Hins Yakka (s. XI-XIII) muestra una urbanización de trazado irregular, con viviendas en dos plantas, aprovechando los desniveles del terreno (terrazas).


Despoblado de Yakka . Foto: regmurcia.com



- El día 8 visitamos la alquería de Villa Vieja (ss. XI-XIII) en Calasparra, situada en un cerro cuyo núcleo está limitado en su sector norte y noroeste por un escarpado natural que accede al río Segura. Los restos escavados ofrecen una característica que difiere de otras urbanizaciones medievales aportándole singularidad especial: su entramado urbanístico presenta un trazado que podríamos citar como regular, no al uso de los habituales en dicho periodo por esta cultura. Cabe destacar el genuino balcón natural con hermosas vistas al Segura y a las tierras por él regadas. La directora del Museo Arqueológico de Calasparra, María del Carmen Melgarejo Abril, nos informó de la historia de este yacimiento y nos enseñó el centro de interpretación de Villa Vieja, cuya estructura es la reproducción de una vivienda, donde pudimos apreciar sus dimensiones y distribución y conocer datos del yacimiento.


Maqueta de una casa de la alquería


Vista desde una casa de Villa Vieja



- El día 9 subimos al despoblado de Siyâsa (ss. XI-XIII) en Cieza. Situado en lo alto de la ladera del Monte del Castillo, con vistas al valle regado por el Segura, posee uno de los núcleos urbanos, con arquitectura decorativa almohade y protonazarí, más bellos de la Península Ibérica, como podemos apreciar en el Museo Siyâsa, que cuenta además con reproducciones a escala real de dos casas en las que se incorporan importantes fragmentos hallados en el asentamiento andalusí. Lugar que a su vez ha sido la sede del curso, donde se han impartido las ponencias. En el momento del descubrimiento, en los años ochenta, se sabe que la urbanización -prosiblemente madina- presentaba en algunas de sus viviendas muros de tres metros de altura y enlucidos de yeso blanco impoluto. Los restos del yacimiento, siguen aumentando debido a las sucesivas excavaciones, dirigidas por Joaquín Salmerón Juan, Arqueólogo Municipal y Director del museo citado, quien nos informó de su historia, tanto in situ como en el museo, donde se conserva parte importante del patrimonio perteneciente a este lugar así como de las diferentes culturas que han poblado Cieza.


Vista desde Siyâsa


Patio interior de la casa nº 10. Detalle
Foto: Blog de WordPress.com


La repoblación castellana – tras la conquista- del antiguo Reino de Murcia, fue iniciada en el siglo XIII bajo el gobierno –primero como infante y luego como rey- de Alfonso X el Sabio, quien amó estas tierras pidiendo ser enterrado en Murcia en uno de sus testamentos, quedando al final en ellas sus entrañas.

                                                                                                                                        Rosa Campos

2 comentarios:

Joaquín Salmerón Juan dijo...

Es ilusionante tener alumnos como tú, Rosa. Aprende uno que no sólo es importante enseñar datos de nuestra historia sino también haber sabido enseñar a amar nuestro patrimonio como tú lo haces. Un beso

Rosa Campos Gómez dijo...

Gracias Joaquín por tus palabras. Realmente haces tu trabajo con ilusión y eso también se transmite.

Ha sido un buen curso, y el ambiente muy grato. Besos