sábado, 13 de noviembre de 2010

HACIENDO CAMINO


Detalle de la muestra de publicaciones de La Sierpe y el Laúd


Terminaba el mes de octubre con una magnífica celebración que ofrecía a los asistentes un buen vídeo, explícito, ágil y entrañable; una hermosa voz soprano plena de sensibilidad, la de Patricia Dato Carrillo, y unos excelentes músicos: Pablo Martínez Pino (piano) y Francisco Vázquez (batería). Se conmemoraban los treinta años de vida de la Sierpe y el Laúd, asociación cultural ciezana que trasciende las fronteras renovando cada año su savia como un buen y frondoso árbol, con actividades literarias de envergadura ascendente. Recordando a A. Machado, se puede comprobar que el "se hace camino al andar" lo han hecho suyo.




La COLECCIÓN ACANTO es su última empresa. He escrito una reseña de esta actividad que puede leerse en la revista Fumarola ( http:// leecolima.no-ip.org/fumarola/ ), a la que se puede acceder clicando en el enlace que se encuentra en la columna derecha de este blog.


A finales del pasado verano, por invitación de los legendarios componentes de la asociación "sierpera", pasé, junto a Aurora Montoya, Pascual Gómez y Daniel Josué Rodríguez,a formar parte de este grupo. Todo un honor caminar con esta gente cuyos pasos son señeros del buen hacer.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena. Muchos de los que escribimos algo nos gustaria algun dia poder entrar en ese grupo tan importante.

Rosa Campos Gómez dijo...

Gracias por tus palabras. El grupo destaca en todas sus facetas, pero especialmente en la calidad humana de sus componentes. Lo bueno es que todos podemos compartir el producto de su trabajo.

También, como tú, yo he sentido desde siempre admiración hacia "La Sierpe". Sigue escribiendo...

Dn. dijo...

Querida Rosa,

Todos necesitamos algo en nuestra vida, que nos aleje (O nos acerque) a la locura de olbigar al corazón a hablar en el silencio.

Yo (Y creo que tú tambien) la he encontrado en las letras. Escribir para mí no es un hobby pero tampoco una pasión. Es una necesidad.

Una necesidad de contar historias, de hablar de aquello que mi corazón quiere gritar al mundo.

Soy feliz de pertenercer al grupo, y pero sobre todo, de empezar a compartir y entrelazar mi vida, con las de las otras personas que lo componen, un grupo humano muy agradable.

Un placer.

Un abrazo desde los sueños.

Dn.

www.dnco.blogspot.com

Rosa Campos Gómez dijo...

Querido amigo, necesidad es la palabra. Los sentimientos que produce el estar vivos pujan por salir y les hemos hecho su sitio en la palabra escrita, es decir que sabemos verlos, reconocerlos y hacerles frente.
Estar en grupo, y en especial en éste,siempre enriquece. Y tú nos inyectas la energía fresca de tus jóvenes años. Todo un lujo.

Un abrazo.