jueves, 3 de noviembre de 2011

ÁGORA, Papeles de Arte Gramático



Codirigida por Fulgencio Martínez y Francisco Illán es una revista literaria que acaba de sacar a la luz un nuevo número, os invito a que entréis en el siguiente enlace www.agoralarevistadeltaller.blogspot.com y disfrutéis de su excelente contenido.

Es un honor para mí que el nº 25 de Ágora esté ilustrado en su portada y en su página final con una pintura y un collage que he realizado (Exposición en La Sala del Comendador, Museo Arqueológico de Calasparra).
El hecho de que dos miembros de La Sierpe Y El Laúd (Ángel Almela , con la crítica que Jesús Cánovas hace de Al otro lado, Yo) coincidamos en este número de la revista es un punto que considero interesante porque es una muestra que indica la actividad cultural que desde Cieza se gesta.

Mi Enhorabuena a los responsables de organizar y coordinar este trabajo y a todos los creadores que participan en él.

..................................................................................

El texto para MOLINILLO:

"Molinillo con caja de madera que, gestionado por mano de mujer, aromatizaba el hogar por las mañanas proveyendo del revitalizante líquido a la familia.
En la Grecia Clásica el Orden jónico era el que con más asiduidad sustentaba con su decoración los templos de las diosas. Diosas en sigilo -así las veo- fueron muchas de nuestras mujeres, porque supieron hacer templos de sus casas, enseñándonos a proyectarnos hacia un futuro mejor, en el que se pudiera ser y estar con más igualdad de derechos
."
© Rosa Campos

3 comentarios:

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Encantados de que, además de La Sierpe y el Laúd, Ángel u tú seáis de Nuestra gente.

Rosa Campos Gómez dijo...

Gracias por tus palabras, Paco.
Es grato ver la amplia recepción que tienen los asuntos culturales en nuestra tierra, y es una suerte que haya gente como vosotros con esas ganas de ponerlos en marcha.

angel almela dijo...

Rosa, Paco...gracias por esa voluntad que ponéis en las cosas del arte y la cultura. Una con su sensibilidad a flor de "pincel" y "lápiz", y otro con su quehacer cultural siempre importante.