lunes, 23 de enero de 2012

RNE, 75 AÑOS



Felicito a RNE por sus 75 años de vida, en la que nos ha aportado una  calidad informativa que va creciendo con los años, y es que lo bueno no tiene techo que limite.
Como pequeño homenaje, lo que me sugirió una entrevista hace casi dos años  -que se puede escuchar en Internet en el enlace En días como hoy-Sampedro: "Nuestro sistema económico está descompuesto" - decidí  enviarlo a  www.enciezadigital.com,    para su publicación el pasado sábado, cuyo texto  aquí comparto:   


J. L. Sampedro y la palabra  
                                            
(Radio Nacional celebra su 75 aniversario. A modo de  felicitación y agradecimiento por la labor realizada, transmitiendo al pueblo información y cultura , he decidido compartir  este artículo escrito en la primavera del 2010. Fue motivado por la entrevista realizada en la emisora pública (04/03/2010)  al escritor y economista español,  nombrado Premio Nacional de las Letras Españolas en el 2011. Las buenas entrevistas y las ideas y reflexiones aportadas por los grandes hombres no tienen fecha de caducidad como, a mi entender, sucede con aquella.)



   Cuando el filósofo alemán Walter Benjamin (1892-1940) escribió que “El hombre se comunica en el lenguaje, no por el lenguaje” quiso decirnos que éste es herramienta fundamental para el entendimiento de la vida y en la vida. La palabra hablada y la escrita son por lo tanto piezas clave de utilidad.  Es fácil convenir, desde esta perspectiva, que el avance y auge de los medios de comunicación suponen algo tan bueno y democrático como es la información para todos -con y casi sin dinero-, y la pasada primavera fue una de esas veces en que esto se  cumple de manera redonda. Ocurrió  cuando RNE  nos  ofreció una entrevista realizada por Juan R.  Lucas al economista y escritor José Luis Sampedro (1917), que a sus 93 años sigue sembrando ideas para que no nos durmamos en la pasividad, ni en la desidia, ni en la idiotización, ni en la barbarie que puede  llegar a producir algún tipo de información de los medios, en el caso de que ésta  haya sido articulada con intención manipuladora.

Dice sustanciosas palabras Sampedro que comparto y que conectan con otras que he oído en gente cercana, de pueblo llano, que saben verlas venir desde hace tiempo: que  el capitalismo -salvaje y a veces sin serlo, me atrevo a apostillar- es un sistema ya caduco, que puede dar coleadas más o menos largas -según los remiendos que sus defensores-benefactores les pongan-, pero no será eterno; que la corrupción se deriva de  la pérdida de valores y que a su vez ésta conduce  a la barbarie. Afirma que la solución a estos males  viene por la educación, que desde ahí se va a la libertad y ésta se abre paso cuando está cimentada y sustentada por los principios inamovibles de responsabilidadigualdadfraternidad. Ni que decir tiene que estos valores son universalmente conocidos  -religiones, filosofías, revoluciones, movimientos ciudadanos-, pero no asumidos en la misma medida, si no ¿de qué íbamos a tener tanta gente esperando un trabajo- salario?,  ¿por qué nuestro Medio Ambiente iba a sufrir tantas agresiones?, ¿por qué se nos iba a morir tanta gente de hambre y de miseria?

Y puesto que también tenemos en los medios de comunicación -como en tantas otras cosas- las dos caras de una misma moneda, hay que conectar la alarma para que suene cuando llegue el momento de distinguir si hay artificio preparado con ganas solapadas de hacinar mentes para el provecho de alguna particular causa.  A este respecto dice Sampedro en otra  entrevista (prensa escrita): “¿Cómo puede creerse que en EE UU, después de la mentira de Irak , el pueblo votara otra vez al señor Bush? La gente no está loca, sino mediatizada. Las democracias representativas no funcionan: es una oligarquía que dispone de unos medios de influencia que imponen su voluntad.” 

Cuando la palabra escuchada, leída, genera ideas capaces de transformar realidades vacuas y propicia cambios a mejor para todos, especialmente para los que andan en precario, es válida; caminemos buscándola y contractémosla  desde nuestros adentros, donde poseemos  capacidad para el mejor archivador, disponible a cualquier hora, y donde razón e intuición tienen ganas de formar pareja.
                                                                         

                                                                                                                                     Rosa Campos

No hay comentarios: