martes, 7 de febrero de 2012

DICKENS



    Se celebra el doscientos aniversario del nacimiento de Charles Dickens (Portsmouth, Inglaterra, 7 de febrero de 1812 – Gads Hill Place, Inglaterra, 9 de junio de 1870), ccuyo legado literario es tan valioso en la actualidad como ya lo fue en su tiempo, es literatura con mayúsculas, capaz de dejarse entender, comprender y disfrutar por los lectores, independientemente del nivel cultural que se posea. En ella podemos ver retratos que por desgracia no amarillean. Si releemos o leemos por primera vez sus libros nos daremos cuenta de muchas realidades actualizadas (que no tendrían por qué ser), y también de otros aspectos que es necesario sacar del álbum de los buenos deseos para darles paso a un estado activo, donde la ternura cale hasta los huesos.

Dickens dijo:
“Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes.”

Para celebrar este aniversario nada mejor que leer sus obras. Por si sirve de señuelo cito aquí fragmentos de cuatro  de ellas:


HISTORIA DE DOS CIUDADES
Libro Primero: "El Resucitado"
Capítulo I: "La época"


"Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo."
(...)
……………………………………


OLIVER TWIST
Capítulo I

"Una fría noche de invierno, en una pequeña ciudad de Inglaterra, unos transeúntes
hallaron a una joven y bella mujer tirada en la calle. Estaba muy enferma y pronto
daría a luz un bebé. Como no tenía dinero, la llevaron al hospicio, una institución
regentada por la junta parroquial de la ciudad que daba cobijo a los necesitados. Al
día siguiente nació su hijo y, poco después, murió ella sin que nadie supiera quién
era ni de dónde venía. Al niño lo llamaron Oliver Twist."
(...)

………………………………..

DAVID COPPERFIELD

Prefacio 

"Difícilmente podré alejarme lo bastante de este libro, todavía en las primeras emociones
de haberlo terminado, para considerarlo con la frialdad que un encabezamiento así requiere.
Mi interés está en él tan reciente y tan fuerte y mis sentimientos tan divididos
entre la alegría y la pena (alegría por haber dado fin a mi tarea, pena por separarme de
tantos compañeros), que corro el riesgo de aburrir al lector, a quien ya quiero, con
confidencias personales y emociones íntimas.
Además, todo lo que pudiera decir sobre esta historia, con cualquier propósito, ya he
tratado de decirlo en ella.
Y quizá interesa poco al lector el saber la tristeza con que se abandona la pluma al
terminar una labor creadora de dos años, ni la emoción que siente el autor al enviar a ese
mundo sombrío parte de sí mismo, cuando algunas de las criaturas de su imaginación se
separan de él para siempre."
(...)


.......................................................................................

CUENTO DE NAVIDAD


V- Conclusión


“Scrooge hizo más de lo que había dicho. Hizo todo e infinitamente más: y respecto de Tíny Tim, que no murió, fue para él un segundo padre. Se hizo tan buen amigo. tan buen maestro y tan buen hombre, como el mejor ciudadano de una ciudad, de una población o de una aldea del bueno y viejo mundo. Algunos se rieron al verle cambiado; pero él les dejó reír y no se preocupó, pues era lo bastante juicioso para saber que nunca sucedió nada bueno en este planeta que no empezara por hacer reír a algunos: y comprendiendo que aquéllos estaban ciegos, pensó que tanto vale que arruguen los ojos a fuerza de reír, como que la enfermedad se manifieste en forma menos atractiva. Su propio corazón reía, y con eso tenía bastante.
No volvió a tener trato con los aparecidos, pero en adelante tuvo mucho más con los amigos y con la familia, y siempre se dijo que, si algún hombre poseía la sabiduría de celebrar respetuosamente la fiesta de Navidad, ese hombre era Scrooge."
(...)
 ....................................................................

Y dos citas más de  Dickens:

 "Nadie es inútil en el mundo mientras pueda aliviar un poco el peso de sus semejantes"
 

"No está en mi naturaleza ocultar nada. No puedo cerrar mis labios cuando he abierto mi corazón."

2 comentarios:

David Botía dijo...

Hola Rosa, hacía tiempo que no te visitaba y gracias a Facebook encuentro esta interesante entrada tuya, un gran abrazo, me apunto esas citas que transcribes, sobre todo la última que la llevo conmigo.

Un beso.

Rosa Campos Gómez dijo...

Gracias, David, por tus palabras. Dickens dice mucho, me alegro de coincidir contigo y de saber de ti.

Un abrazo