lunes, 14 de mayo de 2012

ÍDOLO, CUEVA DE LA SERRETA. ARTE


ÍDOLO, Cueva de la Serreta


       El sábado por la tarde acudí al Museo de  Siyâsa para asistir a la conferencia Arte Rupestre Prehistórico de Cieza: Patrimonio de la Humanidad, impartida por Joaquín Salmerón Juan, Dir. del Servicio de Museos y Patrimonio Arqueológico del Ayuntamiento de Cieza. Fue una hora y media de excelente información -enhorabuena- en la que todos los asistentes disfrutamos del conocimiento de los hallazgos de las primeras formas de expresión artística en Cieza, conjunto considerado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad (1998).

        Comparto un breve comentario  sobre una percepción que tuve -de nuevo a raíz de  una imagen de esta interesante conferencia. Es referido  al Ídolo (Neolítico), pintado en una de las paredes de La Cueva de la Serreta, situada en el Cañón de Almadenes, por donde fluye el río Segura. Esta figura del arte rupestre posee unas características  que la hacen singular: además de un tocado que nos recuerda a la montera de un torero, y la posición de los brazos, se halla bordeada por unas líneas que la rodean en todo su contorno, a modo de radiaciones o halo, que ponen de manifiesto -posiblemente- su naturaleza de imagen de culto. Los trazos que dan forma  al Ídolo de la cueva-sima ciezana se asemejan a algunos dibujos realizados por Rafael Alberti, si bien en éstos guardan más parentesco, en la mayoría de los trazos del contorno,  con alfileres. 
      Como conocí primero a la imagen con atribuciones votivas, cuando más tarde tuve en mis manos un cuaderno con poemas ilustrados con unos dibujos del poeta los asocié rápidamente a la figura de la Cueva de la Serreta. Ayer volvió a suceder. Las formas elegidas para la expresión del arte, algo que surge del sentimiento espiritual, o rayano a éste,  pueden ser motivo de conexión aunque hayan transcurrido milenios.
Las imágenes siguientes, denominadas por el poeta "liricografías", pueden ilustrar mi observación.

  










No hay comentarios: