domingo, 17 de junio de 2012

ENCUENTRO CON JUAN CAMACHO



1.  J. Camacho, con la jovialidad que lo caracteriza, mostrando una de sus obras.






      

2.  Paisajes Urbanos. Juan Camacho 


Juan Camacho, pintor ciezano de larga trayectoria, nos recibió a varios de  los componentes del  Taller Siembra  el pasado 28 de mayo, ofreciéndonos  con toda amabilidad una importante y grata clase teórica de pintura.  Buen y sincero comunicador nos fue mostrando  su obra mientras nos iba informando  de los pasos seguidos tanto en su formación como en su creación plástica. A principios de los años setenta, asistió  como alumno a las clases de Juan Solano, coincidiendo en esa época con C. Toledo  Puche,  J. Lucas y otros pintores ciezanos  que se formaron  o dieron sus primeros pasos con el maestro. Allí prendió fundamentalmente dibujo. Sería Pedro Avellaneda, el que le influiría en su aprendizaje de la mezcla y utilización de los colores;  esto sucedería a raíz  de las visitas que le hacía como espectador  curioso y despierto,  cualidades que todavía mantiene vigentes.
Está  recientemente jubilado de su oficio de taxista, pero no de su oficio vocacional de pintor, trabajos ambos que ha sabido combinar  en buen maridaje, exposiciones, premios  y el gran número de obra realizada, así lo explican. Es consciente de que en la pintura, como en casi todo, siempre hay cosas que aprender, por lo que hace ahora con más asiduidad algo que ya realizaba antes:  viajar a los puntos neurálgicos nacionales  del  arte, para ver exposiciones siempre que puede. Nos cuenta que se inscribe en concursos de pintura al aire libre, certámenes que desde hace años frecuenta, porque en ellos siente la energía que le transmiten los retos de hacer un cuadro en muy poco tiempo y porque aprende de los que acuden desde distintos puntos de la geografía; las técnicas nuevas que muchos aportan,  suponen un reclamo decisivo en quienes , como Camacho, mantienen  la curiosidad intacta. Estoy segura  de que de él también aprenden,  y mucho.
Aunque nos mostró  temas de todos los géneros,   pertenecientes a sus distintas épocas   -que necesitan de un espacio más amplio y de un estudio más detenido-,  los que predominan son los paisajes urbanos, especialmente los pueblos con trazado irregular, en los que se erige la torre de la iglesia local. Las torres, no siempre de edificios religiosos, son objeto de su interés, pero también  las paredes, las puertas que delatan años y usos, y especialmente los cielos, “el celaje”, como él los denomina, con tonos atrevidos,  enérgicos,  las más de las veces,  para dejar una connotación de primer plano, con claridad meridiana,  al pueblo -pueblos de la región y de fuera de ella-, en el que los edificios añejos  se nos muestran con trazo suelto y hábil que indican su experiencia con pinceles y espátulas.  Técnicas variadas, soportes que van desde los papeles que  apenas miden  8 cm. a los que alcanza alguna puerta grande desahuciada y hermosamente reutilizada como objeto de arte. Madera,  papel y telas para acoger a acrílicos, acuarelas, lápiz, pigmentos que él mismo  aglutina y mezcla, etc. Trabaja con todo aquello que  su afán de investigación le sugiere.
En el bajo-garaje situado en el nº 3 de la calle Julián Romea , vemos -tras la conversión previa que el pintor ha ido realizando- un magnifico estudio en dos pisos, amplio, en el que podemos observar bastante obra  suya, desde algunos de los primeros dibujos a los últimos , en los que su interés por los objetos, pero especialmente por la figura,  queda bien perfilado. En cuadros de mayores dimensiones nos encontramos con pinturas como las que realizó en 1997 para la decoración de las actuaciones del grupo  de Coros y Danzas “Francisco Salzillo” de Cieza; carteles de exposiciones en los que ha participado; lienzos  y  tablas con figuras y paisajes, todo a través de un figurativismo cada vez más esbozado, en el que se aprecia la inquietud,  bien definida, que caracteriza de forma singular su lenguaje pictórico.
También, y nos alegró bastante,  vimos una cantidad considerable de lienzos   en blanco -además de otros tipos de soportes- esperando sus ideas, su manera de hacer aportando su impronta, esa que nos hace reconocer al artista que es.
...

Este artículo ha sido publicado en El Mirador de Cieza (prensa en papel)
y enciezadigital.com en el siguiente enlace
...   
He incluído las siguientres obras en esta galería. Gracias al pintor por ofrecerlas para poderlas compartir.






Fue un encuentro muy fructífero.

                                                                                                                             Rosa Campos

jueves, 7 de junio de 2012

SOMOS - CULTURA DE PAZ



Federico Mayor Zaragoza, Ex-Dir.  Gral. de la UNESCO y Pdte.  de la Fundación Cultura por la Paz ha cerrado el ciclo de conferencias organizadas por el Foro por el Pensamiento y el Diálogo, con la conferencia “Hacia una cultura de la Paz y de los Derechos Humanos en tiempos de crisis”, en el Aula de Cultura de Cajamurcia, en la presentación ha estado acompañado por el teólogo y profesor  Juan José Tamayo, que anteriormente impartió otra memorable charla sobre laicismo y sociedad.
Ha sido estimulante  el mensaje transmitido: tenemos que crear la paz. Tanto la paz y violencia pueden ser gestadas por el ser humano lo cual conduce a pensar que, puesto que lo bélico destruye, debemos de esforzarnos en generar Paz a través de una cultura que tenga ésta como objetivo. Erradicar la violencia es posible, hay que pensar en  utopías que procuren la  Paz. Mirar hacia atrás y ver lo que se ha conseguido en este terreno a lo largo de la historia nos puede hacer comprender cuánto  ha  sido y cuánto puede ser posible. 

Ha recordado a Rosa Parks (1913-2005), por la que declaró una gran admiración. Esta mujer negra, que  en 1955 se negó a ceder su  asiento a un blanco, puso los cimientos de los Derechos Civiles en EE. UU., movimiento que luego lideraría Martin Luther  King. A R. Parks la encarcelaron por  delito de mala conducta  (no ceder su asiento) y muchos de sus detractores dijeron que aquello lo hizo simplemente porque era una “costurera cansada”, a lo que ella respondería en su autobiografía que  no es verdad que estuviera físicamente cansada sino “cansada (harta) de ceder.”   
Para hacer valer los Derechos Humanos, la Democracia y generar Paz, cualquiera de nosotros podemos aportar nuestro grano de arena, debemos aportarlo. Mayor Zaragoza ha hablado ampliamente de ello esta noche en Cieza , ante un numeroso público que ha escuchado muy atentamente.
Este tema es perfectamente enlazable con el que propone SOMOS, en el que se nos invita a dar la vuelta a las cosas que no andan bien. Tenerlo presente y hacer lo posible porque los Derechos Humanos estén activos en cada uno de nosotros,  construyendo la Paz que queremos, es un buen objetivo a corto y a largo plazo.


El 8 de junio es el día en que desde SOMOS queremos agradecer toda la implicación y el apoyo que reciben las ONG por parte de sus socios y colaboradores. Pero este día, también debe convertirse en un movimiento solidario masivo.
Ya que SOMOS ASÍ, y sabemos que todo el mundo puede sentir lo mismo, proponemos un reto común:
El 8 de Junio sal a la calle con algo al revés. Demostremos entre todos que podemos darle la vuelta a las cosas y vivir en un mundo mejor.
Que se note la presencia de más de 3 millones de personas solidarias, y que este movimiento de entusiasmo y felicidad pueda contagiar al resto de la sociedad a hacer lo mismo.

sábado, 2 de junio de 2012

TARDE DE VERSOS ÁRABES




Recital en el patio  de la casa nº 6
 por los miembros del grupo La Sierpe y el Laúd
 Foto: C. Navalón



Fue un recital intenso en el que los versos, escritos por poetas árabes, destilaban sabiduría, sensualidad, delicadeza, rabia, dolor, gozo, amor…
El lugar, un edificio que posee la grandeza de albergar contenido de los distintos tiempos que han ido vistiendo de cultura a Cieza, y en especial el enclave donde se reproduce la Casa nº 6 y otras adyacentes de la medieval Siyâsa islámica. Una grata y cariñosa acogida por parte de Joaquín Salmerón Juan,  Dir. del Museo de Siyâsa, y un té que ambientaba todavía más el sabor de la escucha en el patio.
Todos los allí reunidos, éramos amantes de la palabra y de los sentimientos que se levantan y se traslucen a través de ella.
Cuando me tocó escuchar fue un gran placer, también cuando me tocó recitar.

Uno de los tres poemas que leí fue el escrito por Fatena Al-Gurra:
(Del poemario Excepto yo)

Soy hija de marinos que bogan por las costas.
Soy hija de la ola y la memoria.

La última que quedó de aquéllos a los que Sansón cediera su cabello,

sacudido como una joven virgen,

la última descendiente del fresco y antiguo feminismo.

Abro los brazos y comienza a girar el cosmos en sus once direcciones.

Sonrío y me gotea miel desde los vírgenes labios juguetones.

Camino y la tierra pierde su equilibrio,

cuando mi risa cascabelea se escuchan timbres de seísmos.

Volcanes sacuden el sistema de los siete estratos.


Soy hija de la virtud y el ocio

hija de la pureza y del vicio

hija de la negrura y la blancura

según mi dedo las estrellas distinguen los límites de su primera ubicación.

Y si cierro los ojos

hay eclipse de sol hasta que vuelvo a abrirlos y sumergen al mundo en rayos

de color algarrobo.

Si me recojo el pelo

vibra el cosmos devoto, agradecido.


Soy el hoy y el mañana

Su Majestad, coronada en el trono espacial,

si miro de reojo los campos se convierten en trigo y sol verde

y entonces soy el trigo y el sol verde

la primera cosecha

y la última.




Fatena Al-Gurra (Gaza, 1972) es Licenciada en Literatura Árabe. Ha publicado los poemarios Todavía el mar entre nosotros ( 2000) y Una mujer muy sediciosa (2003). Sus textos han aparecido en la recopilación Cincuenta años de poesía palestina ( 2004) y Excepto yo ( 2010). Se han traducido al italiano en In un mondo senza cielo: antologia della poesia palestinese (2007). Defiende los derechos de la mujer  mediante la palabra. Desde noviembre de 2009, vive en un centro de acogida para refugiados políticos en Bélgica.


 Los poemas de Maram Al-Masri y Mahmud Darwish, los incluiré en otra entrada.