sábado, 2 de junio de 2012

TARDE DE VERSOS ÁRABES




Recital en el patio  de la casa nº 6
 por los miembros del grupo La Sierpe y el Laúd
 Foto: C. Navalón



Fue un recital intenso en el que los versos, escritos por poetas árabes, destilaban sabiduría, sensualidad, delicadeza, rabia, dolor, gozo, amor…
El lugar, un edificio que posee la grandeza de albergar contenido de los distintos tiempos que han ido vistiendo de cultura a Cieza, y en especial el enclave donde se reproduce la Casa nº 6 y otras adyacentes de la medieval Siyâsa islámica. Una grata y cariñosa acogida por parte de Joaquín Salmerón Juan,  Dir. del Museo de Siyâsa, y un té que ambientaba todavía más el sabor de la escucha en el patio.
Todos los allí reunidos, éramos amantes de la palabra y de los sentimientos que se levantan y se traslucen a través de ella.
Cuando me tocó escuchar fue un gran placer, también cuando me tocó recitar.

Uno de los tres poemas que leí fue el escrito por Fatena Al-Gurra:
(Del poemario Excepto yo)

Soy hija de marinos que bogan por las costas.
Soy hija de la ola y la memoria.

La última que quedó de aquéllos a los que Sansón cediera su cabello,

sacudido como una joven virgen,

la última descendiente del fresco y antiguo feminismo.

Abro los brazos y comienza a girar el cosmos en sus once direcciones.

Sonrío y me gotea miel desde los vírgenes labios juguetones.

Camino y la tierra pierde su equilibrio,

cuando mi risa cascabelea se escuchan timbres de seísmos.

Volcanes sacuden el sistema de los siete estratos.


Soy hija de la virtud y el ocio

hija de la pureza y del vicio

hija de la negrura y la blancura

según mi dedo las estrellas distinguen los límites de su primera ubicación.

Y si cierro los ojos

hay eclipse de sol hasta que vuelvo a abrirlos y sumergen al mundo en rayos

de color algarrobo.

Si me recojo el pelo

vibra el cosmos devoto, agradecido.


Soy el hoy y el mañana

Su Majestad, coronada en el trono espacial,

si miro de reojo los campos se convierten en trigo y sol verde

y entonces soy el trigo y el sol verde

la primera cosecha

y la última.




Fatena Al-Gurra (Gaza, 1972) es Licenciada en Literatura Árabe. Ha publicado los poemarios Todavía el mar entre nosotros ( 2000) y Una mujer muy sediciosa (2003). Sus textos han aparecido en la recopilación Cincuenta años de poesía palestina ( 2004) y Excepto yo ( 2010). Se han traducido al italiano en In un mondo senza cielo: antologia della poesia palestinese (2007). Defiende los derechos de la mujer  mediante la palabra. Desde noviembre de 2009, vive en un centro de acogida para refugiados políticos en Bélgica.


 Los poemas de Maram Al-Masri y Mahmud Darwish, los incluiré en otra entrada.


No hay comentarios: