miércoles, 16 de abril de 2014

14 DE ABRIL, RECITAL DE POESÍA EN EL CLUB ATALAYA

Portada del cuaderno Tras la huella de Machado, con texto de A. Balsalobre.



      El lunes  pasado se inició la Xª Semana Republicana en el  Club Atalaya-Ateneo de la Villa. El patio de este centro cultural  ofrece entre sus actos una exposición –homenaje a Antonio Machado que permanecerá  hasta que finalicen las diferentes actividades programadas para  los días 14, 25 y 26 de abril.

     Con el recital de Vicente Palao (Yecla)  el pasado lunes, me di cuenta, una vez más, de lo afortunados que somos en los pueblos,  por que se nos pone al alcance de todos a personas muy valiosas, sin necesidad de figurar en las listas de  los consagrados y posibilitando que la calidad cultural y artística sea accesible, como en este caso ha sucedido con V. Palao, que con talento y sensibilidad  extraordinarios  puso voz y música  a poemas de A. Machado, R. Alberti, L. Felipe, F. García Lorca, P. Neruda, J. Gil de Biedma, J. A. Goytisolo, L. Cohen, …  Con los ecos musicales de P. Ibáñez, J. M. Serrat, Ll. Llach, … Nombres que, con sus trabajos,  ponen alto el compromiso por los valores sociales.


     El salón estaba repleto, la emoción que destilaban los poemas cantados nos  embargaba en cómplice y medido silencio, atentos a la palabra que nos legaron los poetas , y que se ha ido musicando a lo largo de gran parte del siglo XX,  y que nos sigue calando en estos catorce años del XXI.  Lo dicho,  Vicente Palao estuvo grande,  fue un lujo que nos hizo bien a los que allí nos encontrábamos –amantes de la poesía y de la música– conmemorando el alba de un tiempo.

2 comentarios:

angel almela dijo...

Yo también me alegro de haber estado allí y hacer de ese "lunes santo", un lunes poético y reivindicativo.
La Poesía siempre está ahí, donde hace falta..."necesaria como el aire que respiramos 13 veces por minuto"

Rosa Campos Gómez dijo...

Es cierto. La poesía habla directa y clara de lo que carecemos y de lo que nos colma, y el lunes lo hizo así para el conjunto humano, con esa vocación de igualdad, de libertad y de compañerismo digno.