lunes, 28 de septiembre de 2015

LA SIERPE Y EL LAÚD EN EL VOIX VIVES DE TOLEDO




Fot. P. Sánchez Bermejo



LA SIERPE Y EL LAÚD EN EL VOIX VIVES DE TOLEDO

 (Por Rosa Campos, miembro del Grupo de Literatura La Sierpe y el Laúd)

La poesía en boca de mujeres y hombres poblaba Toledo el primer fin de semana de este septiembre, y para nosotros, los componentes de La Sierpe y el Laúd que acudimos invitados para participar en él, representaron unas jornadas de luz y de conocimientos. Junto a la palabra, se dieron cita la música y las artes plásticas, ofreciéndonos con la suma un entramado lustroso y nutrido de lo que se viene haciendo hoy
en día en el plano literario y artístico. Todo promovido por el III Festival de Poesía Voix Vives,  celebrado en esta prodigiosa urbe. Festival  que se inició en  Séte (ciudad francesa en la que nacieron  Paul Valéry y Georges Brassens),  presentándose, actualmente,  en un escenario eslabonado  entre diferentes países.

El Voix Vives cuenta con unos  grandes activistas culturales (además de apoyo institucional) entre los que se encuentran Alicia Es. Martínez Juan, directora del mismo y  Federico de Arce, escritor ciezano, afincado en Toledo, donde ejerce como profesor de Lengua y Literatura;  ellos,  junto a un amplio número de colaboradores (los alumnos  de Enseñanza Media son parte fundamental), traductores para los poetas extranjeros, traductora de lengua de signos, editores…,  forman un verdadero cúmulo de voluntades   para poner en marcha este evento, que se consolida como uno de los punteros que se celebran en el arco del Mediterráneo.  En él la poesía tomó las calles; había gente en cualquier parte en que se recitara, algo que sucedía paralelamente al mismo tiempo, o coincidiendo con horas encaballadas, la mayoría de las veces; todo pensado para que no cesara el verso.

La `Ruta literaria con poetas´ nos fue dada, para recitar, al grupo de la Sierpe, en ella Manuel Palencia, historiador, escritor y un guía genuino, nos fue introduciendo en el ambiente que envolvió a distintos escritores a lo largo de la historia. Partimos de la Plaza de Zocodover y llegamos a las puertas del Hotel de Castilla, donde se hospedó Rilke  en el invierno de 1912; allí recitamos por primera vez. Y seguimos avanzando de calle en calle, mirando una arquitectura de siglos, variada, hermosa y bien cuidada, y escuchando la historia literaria contenida,  con sabrosas anécdotas sobre los autores que  dentro  de los edificios o por esas vías laberínticas vivieron y crearon muchas de sus famosas obras; una auténtica delicia todo, además de un lucrativo  aprendizaje. Cervantes, Lope de Vega, Góngora, Santa Teresa, San Juan de la Cruz, Calderón de la Barca, Tirso de molina, Francisco de Rojas Zorrilla , Bécquer (y junto a él su hermano Valeriano, pintor; sus paseos ; el laurel del patio de su casa…  ), Pérez Galdós,  Alberti, Buñuel … Terminamos ante la escultura de Garcilaso de la Vega, toledano de nacimiento, junto a ella, habitados por la energía de todo lo recibido, concluimos también nuestro recital que estuvo  compuesto por autores de Cieza que sonaron en las calles toledanas: Aurelio Guirao, Manolo Dato, María Pilar López, Fernando Martín Iniesta, Ángel Almela, Isabel Mascuñán y Rosa Campos.

Después todo fue impregnarnos de otras voces, las musicales nos llegaron con las Cantigas de Sefarad (delicadeza y excelencia en ellas) y con Guillermo Luis Horta (performance  con originalidad musical en múltiples registros de voz);   las poéticas fueron muchas (aunque no todas las que nos hubiera gustado escuchar), entre ellas las de quienes hicieron la “Lectura a la luz de las velas”, Ana Pérez Cañamares, Escandar Algeert, David González y Félix Chacón.  Y  a la mañana siguiente, en el Patio que miraba al Tajo, la voz sabia de la gran poeta Ana Rosetti.

Una experiencia maravillosa la de tantos autores cuyos poemas nos sumergieron en el sentir de la palabra.  Y junto a ellos, en una Toledo acogedora y ávida, cuajada de gente bulliciosa y, no obstante, en discreto murmullo, las palabras de escritores ciezanos  dejaron su impronta.


Fot. A. Lucas

Fot. P. Sánchez Bermejo




Fot. P. Sánchez Bermejo




La deliciosa catedral de libros a la puerta de la impresionante Catedral de Toledo




No hay comentarios: