jueves, 17 de marzo de 2016

VERSOS PARA ESTE DÍA


Acabo de salir de una reunión en la que un grupo de personas nos hemos encontrado con D. Si de algo estoy segura es de que unos cálidos versos, hoy Día Mundial de la Poesía, estaban anidando y dando a luz en lo que hemos visto: imágenes de unas personas (la mayoría habitando la niñez) felices, con una vida sencilla y digna y una confianza en que así seguirá.

Hemos hablado y visto estos Versos:
Agua, Pan, Techo, Tierra, Educación, Trabajo, Creencias religiosas distintas y respetadas, Compartir, Cuidados,  Salud, Alegría...


El grupo formamos parte de un proyecto que inició TERE RAMOS (mujer excepcional), en el que en la ciudad de Nampula (Mozambique) se ha construido un comedor y un hospital para sus habitantes. Se lleva dinero de aquí, que aportamos personas de diferentes medios y se lleva directamente a esta tierra del sureste de África, entregándose a la congregación de las
madres franciscanas de Nampula, que gestiona las cantidades destinadas para una vida con las necesidades básicas cubiertas. La buena coordinación de la red tejida entre las familias de aquí (que aportan económicamente lo que pueden), la buena gestión de entrega de dinero, encabezada, desde que murió Tere Ramos, por D.  (controlador aéreo, que cursó posteriormente Enfermería para ser más útil en los países a donde iba como voluntario (antes Honduras, ahora Mozambique) y otros voluntarios que a veces suelen acompañarle; y la buena gestión de las hermanas franciscanas que administran el dinero dando forma al proyecto que está procurando vida digna a numerosas personas en aquel lugar  (musulmanes todos  que hablan el portugués),  y que  va desde las estructuras citadas a la educación  (desde  Infantil a Secundaria, habiendo terminado dos de sus estudiantes, un chico y una chica, sus carreras universitarias),    a la construcción de pozos de agua (9 están ya en marcha, extrayendo la mayoría de ellos agua potable de excelente calidad), molinos de harina, compra de bicicletas para el transporte...






El compromiso entre los que vivimos aquí y los que están allí, unidos por la impagable labor de D. ,  coordinador, enfermero (aunque él dice que sólo es el cartero)  genera una promesa de una forma de vivir y compartir que puede ser expansiva.  
He visto la alegría en D. y en las fotos y el vídeo grabado con esta formidable gente mozambiqueña, llena de ganas de vivir.

Creo que ha sido un magnífico colofón poético para este día en el que escribo estas palabras apresuradamente porque quiero que queden en él.




No hay comentarios: