miércoles, 7 de noviembre de 2018

EL BUEN HACER EN LA IX FERIA DE TRADICIONES POPULARES (CIEZA)



La IX Feria de Tradiciones Populares, celebrada en Cieza durante los días 2, 3 y 4 de este mes de noviembre, ha ofrecido unas jornadas en las que la magia que proporciona el entrelazado de un ayer vinculado al hoy ha estado presente. 

                                                        La noche del día 2 tuvo lugar la primera actividad:
La tradición del Trovo en la región de Murcia. Bien de interés cultural inmaterial, conferencia impartida  por Emilio del Carmelo Tomás Loba. Fue  un verdadero lujo escuchar todo lo que compartió con nosotros. Su manera de adentrarnos  en la historia del Trovo (tema de su tesis doctoral), tan llena de conocimiento, apasionadamente  comunicado, nos ha permitido reconocer el gran valor de esta poesía efímera. Saber que, aún teniendo desde sus orígenes a troveros que no sabían leer ni escribir,  podemos ver paralelismos con la poesía  de los grandes poetas clásicos (ilustrando el tema con versos de F. Quevedo, A. Machado…), creaciones en las que está absolutamente presente la métrica adaptada para diferentes tipos de estrofas: cuartetas, redondillas, quintillas, décimas o espinelas, glosas, pie quebrado… Así como con distintos palos del flamenco, entorno  en el que se ubica el trovo cantado (ha cantado cada variedad trovera que se da en las distintas localidades murcianas, acompañándose al final con la guitarra)… También aludió a su asociación con el rap. 



Con él hemos aprendido que con  esta intuitiva y repentizante forma poética, cantada o recitada, se diluyen las fronteras con zonas de Albacete, Almería, Granada y Alicante, para agrandar un territorio  que se une de manera inmaterial a través de las manifestaciones que este arte de la improvisación genera; hemos conocido nombres de troveros míticos del pasado y de los actuales, con recuerdo especial del Tío Juan Rita, que a sus 106 años, todavía sigue componiendo trovos; nos hemos introducido en el significado y aportación en rituales religiosos y profanos; aprendido aspectos sobre la influencia de los trabajos, de las situaciones, de la geografía de los lugares;  recorrido por las diferentes fases que se han vivido… ; y adentrado en el futuro inmediato, con la paulatina  incorporación actual de la mujer a este mundo habitualmente representado por los hombres y  de los varios porqués de que no se haya decidido a hacerlo antes…
Además de algo esencial: la necesidad de que esta tradición se enseñe al alumnado en los centros educativos: “Si los profesores de inglés han incorporado Halloween para sus clases, ¿por qué no incorporar en ellas algo que es nuestro?”; práctica que él, como profesor,  ya ha puesto en marcha con sus alumnos, con importantes resultados.  Un ejemplo que debería cundir para la recuperación de aquellas tradiciones que consideremos valiosas culturalmente, en ello anida el darle vida ahora, con  nuevos enfoques, al ayer al que pertenecemos, y que forma parte de nuestra identidad como pueblo.
La calidad y cantidad de información, expuesta de manera tan amena por el profesor Emilio del Carmelo Tomás, merece todo el agradecimiento.





La segunda cita fue a la noche siguiente, en el teatro Capitol, la actuación de la Asociación Trovera José María Marín, de Cartagena –troveros y cantaores: José Martínez Sánchez “El Taxista”. Juan Santos “El Baranda”, Pedro Cabrera y  Emilio del Carmelo Tomás Loba, “Emilio de Patiño”, Alfonso Conesa “El Levantino” y Juan ramón Molina Santos; guitarra: José Bermúdez “Panadero” (espero no haberme olvidado de ninguno ni cambiado nombres)–, las peleas de gallos que hicieron en los dos grupos que formaron, dieron cuenta del  buen ingenio poético (con retintín), del buen cantar  y del buen sonar de la guitarra… Formidable espectáculo, puro divertimento.



Esa misma noche actuó Vanesa Muela, un maravilloso descubrimiento: a su poderosa y portentosa voz, se unía la excelencia con que hacía sonar los instrumentos, una orquesta fantástica compuesta por panderos (redondo y cuadrado), almirez, sartén, dedal, cucharas, conchas, mesa…, y ese gran sentido del humor con el que adereza los conocimientos de las canciones originadas en múltiples localidades españolas, y que, como historiadora, también nos regala. Vanesa Muela, vallisoletana, es una enorme cantante de música tradicional que hace vibrar con sus interpretaciones.
(La recaudación de esta actuación celebrada en el Teatro Capitol era a beneficio del Comedor social `Piedras Vivas´.)




Y en la mañana del día 4, las calles de Cieza vivieron la alegría de la música de las distintas cuadrillas.




Enhorabuena y gracias a quienes han hecho posible, de la mano de la Asociación Cultural `El Caracol´ –capitaneada por  Francisco Sánchez, Rosa Ríos y Clara Sánchez–, este espléndido espectáculo dedicado a las tradiciones populares.




 (7 fotografías pertenecen a la página de F. Sánchez Ruiz.)                                                                         
                 
                                                                                                    © Rosa Campos Gómez



No hay comentarios: